NOCTURNIA - Tierra de Cobardes

¿Os acordáis de un tiempo en el que el heavy metal en español estaba pletórico de grandes grupos con una identidad única en la escena internacional? ¿De un tiempo en los que el "producto nacional" era de una calidad superior, en el que los ahora metaleros de la vieja guardia impulsaron un metal tan inconfundiblemente nuestro que marcó hasta la médula a una generación entera de jóvenes heavies que ahora han cogido el testigo y han diversificado y extendido el metal en España a todas sus posibles expresiones e interpretaciones? Porque, la verdad, yo sigo echando de menos a algunos de esos grupos, y cuando me cruzo con grupos como Stanbrook, a quienes ya tuve el placer de hacerles crítica, o Nocturnia, a quienes hoy tenemos el placer de escuchar, la nostalgia se apodera fuertemente de mí, algo que es sin duda de agradecer. 

Inmediatamente destacable nada más empezar el álbum es la curiosa tematización en la intro, la cual casi parece un tema de un videojuego, y prepara apropiadamente al oyente para lo que está por llegar, generando una anticipación y expectación fuertemente palpables, y que se resuelven de manera brusca, pero magistralmente premeditada, con el inicio de Baraka, el cual nos asalta con un riff duro como la piedra que demanda agitación por parte de los hipotéticos espectadores. 

"Desde el primer segundo de la intro se prepara al oyente para lo que está a punto de llegar"


Pocas formas se me ocurren de iniciar un álbum con semejante contundencia y efectividad, algo por lo que tengo que congratular a los chicos de Nocturnia. Y si la calidad compositiva de Baraka, o de los temas de Nocturnia en general, se quedase en poco más que una intro interesante y un aplastante comienzo de álbum, tendríamos el trabajo hecho y podríamos cerrar esta crítica, pero es que no hay un segundo de desperdicio en este álbum. 

"Todo en Tierra de Cobardes es heavy metal español clásico de primerísima calidad"

De principio a fin, todo es heavy metal de primerísima calidad, sin pretensiones ni aditivos: unas bases de guitarras, bajo y batería duras como el hierro, con riffs pegadizos y potentes, y unas voces que surcan por encima del océano en tempestad formado por los instrumentos y trazan líneas de plata entre las nubes con cada una de las palabras de sus letras


Mención aparte merece el hecho de que las composiciones de las canciones de Nocturnia derrochan una originalidad y una creatividad singulares, y siempre, SIEMPRE es verdaderamente gratificante encontrarse con grupos que busquen devolverle el frescor a las fórmulas de antaño, que busquen renovar lo bueno que tuvimos en su día, y de insuflarle nuevas energías, algo de lo que Tierra de Cobardes no está en absoluto carente.

Y de nuevo, si tan solo fuesen originales respecto a lo que hace el resto de la escena musical, ya sería suficiente para contar con mi aprobación y recomendación, pero el rebose de singularidad no se detiene ahí, puesto que cada canción requiere, EXIGE que se escuche con atención, detenimiento y denuedo para encontrar cada uno de sus detalles y matices, y es se distingue de manera firme e inconfundible de las demás cambiando poco a poco las influencias que aglutinan.

"Cada canción EXIGE que se escuche con atención y detenimiento para poder absorber todos sus matices"


Pocos grupos son capaces de llegar a semejante talante compositivo en su segundo trabajo, y un hito así es merecedor de las más altas loas. Dicho lo cual, y como no todo podía ser perfecto, es necesario denotar que la producción deja mucho que desear a lo largo de todo el álbum. Desde unas baterías a las que se les podría haber sacado mucho más jugo a unas guitarras cuyo sonido podría ser también muy mejorable, la producción de Tierra de Cobardes suena dispersa y difusa, como intentando cubrir demasiados ángulos a la vez. 

"Pocos grupos son capaces de llegar a semejante talante compositivo en su segundo trabajo"

Y estaría mal por mi parte no llamar la atención sobre el hecho de que algunos de los solos de guitarra parecen grabados con una producción diferente al resto del álbum, por no decir que su ejecución, que no la idea de los solos en sí, es asimismo de notablemente escaso valor, aunque luego todo se pasa escuchando el tema homónimo al álbum, el cual es la culminación de todo lo que hemos estado escuchando hasta ese momento, y no desmerece en ninguno de los segundos que dura el tema. 


Habiendo dicho todo esto, sigo recomendando mucho a Nocturnia, ya que este tipo de grupos necesita tanta exposición y empuje como sea posible darles, ya que no se puede desestimar lo viejo por lo nuevo, y olvidar de dónde venimos es tan nocivo como no avanzar en absoluto. Nocturnia han conseguido ambas cosas: avanzar a paso firme, sin olvidar lo que vino antes, y por ello, se llevan una muy sincera y muy merecida recomendación por mi parte. Los amantes del heavy metal más purista se llevarán una muy grata sorpresa con este grupo.  

Serrant

Escribir comentario

Comentarios: 0