RAVEN'S GATE - Blackstar Machinery.

Cuando les comenté a mis compañeros de grupo que me había llegado el nuevo trabajo de los chicos de Raven's Gate a la redacción, la anticipación se volvió palpable. Mostraron una notable reticencia ante la dirección que parecía estar tomando la banda basado en lo que pudimos ver en el single que nos anticiparon, "Powerlife", pero yo me mantuve optimista. "Renovarse o morir", dice el dicho, y lo que los chicos de Raven's Gate han conseguido aquí hoy sin duda perdurará mucho tiempo antes de expirar, y mientras lo haga, brillará con la fuerza propia de un astro incandescente. 

"Blackstar Machinery es un disco que perdurará y brillará con la fuerza de una estrella"

Los chicos de Raven’s Gate nos dan la bienvenida a su más reciente trabajo con Enter the Blackstar, la intro que presta parte de su nombre al álbum, recuerda a Before the War de Helloween, de lo cual podemos entrever algunas de las influencias que puede estar incorporando Raven’s Gate en su nuevo disco, pero, a mi forma de ver, se extiende más de lo que quizás sería apropiado, y no acaba de cuajar con el tema The New Wave.


Esto es un fallo que la grandísima mayoría de bandas nacionales: la incorporación de introducciones a sus álbumes de calidad notable, pero de extensión excesiva y poca cohesión con el resto del álbum, y es una lástima, ya que podría haberle dado al LP un inicio muchísimo más sólido y explosivo. Aún saliendo a trompicones de la línea de salida, The New Wave es un tema que es una auténtica delicia para los oídos (seguro que no soy el único que encuentra parecidos a Warcry perdidos en el amasijo de estilos que se dan la mano en el tema). Las campanas que suenan de fondo le dan una fuerza gloriosa al tema, y cada melodía está cuidada a la perfección para que se complementen entre sí, contrastando secciones de enorme intensidad y puntuados ritmos con otras más contemplativas.

Si bien las influencias de grupos de power más clásicos están patentes en los cortes de Blackstar Machinery, es indudable que estos chicos están enfocando su música hacia horizontes más modernos y futuristas, que recuerdan a grupos como Amaranthe y Heavenly (en especial, la voz del cantante de Raven's Gate se asemeja notablemente al de este último grupo) en sus ritmos y usos del teclado, dándoles un protagonismo mucho más destacado y mucho más espacio para desarrollar la creatividad, además de admitir que las influencias de música electrónica (tanto en sonido como en fraseos) puedan ser un añadido que puede mejorar sobremanera la experiencia que proveen.

"Raven's Gate está llevando de la mano el género del power metal hacia nuevos e inexplorados horizontes"


Tengo que decir, a título personal, que si este es el camino que va a tomar el power metal en su evolución a una forma más moderna, no podría estar más contento con el cambio, y si quienes proponen estos cambios son chicos como los de Raven’s Gate, y, lo que es más, lo hacen de esta forma, podemos esperar un futuro brillante para este subgénero de metal. Mientras que quienes lo ponen en práctica no olviden sus raíces, y sigan habiendo grupos que las recuerden y las depuren aún más (de lo cual doy fe que los hay), no habremos de temer por la perdurabilidad del power español.  

"Las melodías y los coros elevan a quienes escuchan este álbum, marca de un buen disco de power metal y de una banda que sabe lo que hace, y cómo hacerlo."

Quizás lo que más llama la atención de Blackstar Machinery sean las melodías y coros que elevan a quien lo escucha, ante los que es imposible mantener un ceño fruncido o una actitud pesimista. Todo buen grupo de power que se precie debería de ser capaz de conseguir este efecto en su audiencia hasta cierto punto, pero Raven’s Gate consiguen ir mucho más allá. Si a esto le añadimos la calidad de las composiciones, la cohesión general del disco (que además goza de una edición envidiable), compacta como la materia en el centro gravitatorio de una estrella, y una variedad que no dejará a nadie indiferente (mucha atención a The Hollow, quizás de mis tracks favoritos del disco), el LP se convierte en una verdadera joyita que vale mucho la pena adquirir, más cuando algunos cortes como Powerlife o Niagara (espectacular coro el de este último tema) se pueden escuchar hasta la saciedad sin cansarse.  


Sin embargo, no todo es bonito en el firmamento que pintan estos chicos. La producción es un aspecto que deja bastante que desear, y en más aspectos de los que me gustaría admitir. Para empezar, el sonido de la batería podría beneficiarse de mucho más volumen, y ni que decir tiene que unos ritmos tan explosivos como los que nos ofrecen en este trabajo merecen eso, y mucho más. Exceptuando al bajo y, puntualmente, a los teclados, casi todos los instrumentos se podrían beneficiar de un sonido más depurado, más elevado, y más potente (y quizás menos artificial en ocasiones), ya que la voz se come casi todo el protagonismo de la pieza. Y esto no sería tan problemático de no ser porque, si bien las voces no suenan nada mal, sí es cierto que se entrevé que un poco más de trabajo no les hubiese venido nada mal, y que las voces suenen tan bien y los instrumentos tan flojos me hace pensar que todo el tiempo y los recursos de producción se invirtieron en eso.  

Muy a mi pesar, una vez más, tengo que llamar la atención sobre el hecho de que el inglés es un tema que sigue pesando mucho para mí. De todos los temas que se incluyen en Blackstar Machinery, el único cuya letra no se me ha antojado indescifrable es Powerlife, y porque ya hice una crítica de ese tema concreto con la letra para guiarme. No niego que el cantante ha progresado mucho en su ardua tarea por mejorar su inglés, pero muchas palabras siguen sonando forzadas, casi sin buscar siquiera la pronunciación correcta en el idioma, y es algo que podría haber mejorado notablemente la calidad total del disco.  

"Algunos temas como Powerlife o Niagara se pueden escuchar hasta la saciedad sin cansarse"


Muy poco queda que decir al respecto de este trabajo de un grupo que se está labrando una merecidísima fama a base de esfuerzo y trabajo duro por parte de cada uno de los miembros que integran su formación. Blackstar Machinery gustará más a algunos que a otros, pero lo que es innegable es que se nota que Raven's Gate han compuesto y producido el disco que ellos querían hacer, y al haberlo hecho de tal manera, no tardarán las congratulaciones y los nuevos seguidores en llegar. Mi más sincera enhorabuena a todos y cada uno de sus miembros, porque de aquí, solo les queda seguir adelante sin ningún arrepentimiento por lo que han hecho. 

Serrant

Escribir comentario

Comentarios: 0