SYNLAKROSS - Single "Billy The Kid"

Cuando se trata de los géneros más extremos de metal, resulta complicado dar dos pasos sin encontrarnos con alguna banda que se limita a sonar lo más sobrecargado, sucio, y, aunque odie decirlo, “brutal” que puedan, siendo lo menos sucintos y sutiles posibles con tal de ocultar su falta de talento y capacidad musical tras una tupida cortina de ruido sin ningún sentido, motivo o coherencia aparentes. Esto se ha acabado por convertir en un tópico tan recurrente en la escena del metal extremo que esta ha acabado por asquearme, así que no puedo sino celebrar que me hayan recomendado el single Billy The Kid, del próximo álbum de la banda de death metal melódico Synlakross, que llevará por nombre Death Bullets for a Forajido, y a continuación os explico por qué.

"Synlakross mezclan con habilidad el aspecto más duro y extremo de su sonido con melodías muy acertadas, y todo ello con experta solvencia"

En primer lugar, siempre he sido un imperturbable protector del death metal melódico. Precisamente porque odio el exceso de “brutalidad” de algunas bandas de metal extremo, que no dejan espacio para el contraste que acentúa los pasajes más extremos y que no permiten ninguna otra idea musical que no sea puntear la misma nota hasta el hastío, es por lo que defiendo que el death melódico es una vertiente enormemente necesaria, ya que, a menudo, suelen ser músicos que llevan su estilo a un nivel más alto que de otra forma no alcanzaría jamás, incluyendo influencias de muchos otros estilos (y estéticas).


Synlakross no es una excepción, y más en este single, donde ofrecen un death metal melódico de una calidad sin par. Aún con lo energético y explosivo que es el sonido de esta banda, consiguen mantener un fino y sutil equilibrio entre las dos partes que definen su estilo, algo que, sin duda, es de agradecer.  

Asimismo, se trata de un tema de constantes contrastes y cambios por parte de todos los miembros del grupo, tanto de manera colectiva e individual. La cantante puede pasar de los guturales a la voz limpia, y de ahí a una vocalización screamo con la rapidez de una bala, y cada estilo vocal está integrado de forma sublime, dándose en el momento justo en el que tiene que darse.

"Estamos ante un tema de constantes contrastes por parte de todos los miembros del grupo"


Y, por supuesto, cada estilo que emplea la cantante está, asimismo, bellamente ejecutado, aunque sí que me atrevo a decir que algunos lo están mejor que otros; los guturales destacan notablemente por encima de todos los demás, aunque solo sea por el potente impacto que dejan desde el momento en el que comienza el tema, pero los constantes cambios de estilo también aseguran que la pieza sea variada y no se vuelva repetitiva. Me hace preguntarme, con el talento que demuestra, y con un poco más de trabajo en sus estilos vocales y en su pronunciación del inglés, si no estaremos ante la que podría acabar por convertirse en la Angela Gossow española.

"Los miembros de la banda se compenetran con una facilidad y una naturalidad pasmosas. 

Por su parte, el resto de músicos trabaja de manera incansable y precisa para ofrecer una experiencia igual de variada y acertada en cada una de sus variaciones como lo hace la vocalista, y es raro ver a un grupo que se compenetre con tanta naturalidad. La batería y el bajo merecen una particular mención en este tema, ya que en ningún momento creo haber detectado ni un solo detalle fuera de lugar en el departamento rítmico del tema, dirigiendo los giros que este da con una magistral solvencia, y las guitarras no se quedan atrás con coordinados riffs agresivos que subrayan con secciones melódicas que se compenetran a la perfección con el tono y la atmósfera de la pieza a cada momento.  


La composición de Billy The Kid solo puede ser descrita como un caos ordenado. Como ya hemos dicho, en lo poco más de 3 minutos que dura el tema, la banda consigue dar más giros que un diablo de polvo a una velocidad vertiginosa que es capaz de dejar a muchos preguntándose qué acaban de escuchar, pero sin llegar nunca a resultar extraña ni fuera de lugar. Llegar a ese nivel de maestría compositiva requiere tiempo, esfuerzo y, lo más importante, dedicación y capacidad de admitir que lo que se tiene se puede mejorar, y los miembros de Synlakross lo han mejorado y pulido hasta que brilla como unas botas recién enceradas. Ardo en deseos de escuchar el LP completo una vez esté disponible para poder juzgar por mí mismo si el estándar de calidad que exponen estos valencianos en su single se mantiene en el resto de su próximo trabajo, y de así serlo, las bandas ya establecidas dentro de la escena del metal extremo nacional van a tener que vérselas pronto con unos serios competidores que saben cómo producir death metal melódico de la mejor calidad. Si algún aspecto me parece mejorable de este single, es sin duda la producción. No deja que desear, para nada, pero algunos aspectos podrían ver ligeras mejorías que acabarían por cementar su trabajo.


Escribir comentario

Comentarios: 0