BROWN BEAST - Mini Crítica a sus dos primeros temas: "El Edén" y "Volver a Navegar"

Como un acérrimo fan del power metal, tengo que decir que estoy de la más absoluta enhorabuena últimamente. No puedo alegrarme más de haber estado equivocado cuando expresé mi sentimiento respecto al estado de este subgénero dentro de la escena nacional, creyéndolo yermo y completamente inerte, carente de ideas nuevas o incluso de nueva sangre y nuevos proyectos que derribasen mi postura. Al parecer, el mundo se ha puesto de acuerdo en llevarme la contraria. Primero fue el espectacular Conspiracy Theory de Third Dimension, cuyos responsables me dejaron claro que el nivel del power metal español sigue siendo muy alto. Tras ello, vinieron los alicantinos y queridos amigos míos Traxilium, quienes me demostraron que aún hay intenciones muy serias y muy reales de seguir lanzando adelante proyectos de power metal. Y hoy me han propuesto hacer una mini crítica a los dos temas que ya ha editado Brown Beast, unos chicos de Murcia que algunos identificarán como antiguos miembros de la reconocidísima Sirácida, y que vienen dispuestos a dar caña como nunca antes con un proyecto con fuerzas renovadas que acabará de enterrar mi cinismo. Señores, el power metal ha vuelto. 

"Brown Beast vienen dispuestos a dejar claro que el power metal nacional sigue vivo y ardiendo con la fuerza de un crisol"

El primer aspecto a destacar de estos temas es que el nivel técnico instrumental es muy destacable, y esto se ve reflejado no solo en la ejecución de los diversos pasajes de los temas, sino también en la composición, que revela una capacidad musical fuera de lo común, lo cual es de esperar teniendo en cuenta que muchos de los músicos que componen Brown Beast también formaron parte de Sirácida, grupo que destacaba por incluir influencias progresivas en sus temas. Dicha composición destaca por no abusar de la recurrencia de fragmentos, y de expandir a cada oportunidad los límites de cada canción, pero manteniendo una cohesión temática que nos confirma que seguimos escuchando la misma canción, y lo más importante, al mismo grupo


Dicho de otra forma, Brown Beast, con apenas dos canciones y un logo, ya se han forjado una identidad inconfundible que les permitirá destacar entre la marejada de grupos similares, y es algo que, si saben aprovechar, los llevará muy, muy lejos. Mención aparte merecen las muy interesantes ideas rítmicas aplicadas a la batería que muestran un nivel técnico considerable por parte del percusionista, y que le dan un dinamismo a las piezas que, de no tenerlo, sonarían mucho más planas y serían fácilmente olvidables, algo que dejaría a Brown Beast como "otra banda de power más", algo que, sin duda, no son, y es en gran parte gracias a esto. 

Me gustaría resaltar, sin embargo, un aspecto que no acaba de cuajar para mí en estos dos temas. Las voces, aún siendo perfectamente pasables, a menudo parecen carecer de la fuerza suficiente para proyectar la misma potencia que el resto de instrumentos, lo cual hace que queden un poco en segundo plano respecto a la instrumentalización, la cual considero poco menos que sublime. Aún así, como sostengo, las voces funcionan perfectamente bien, y estoy seguro de que con algo más de práctica, acabarán llegando al lugar donde tienen que llegar para poder ser considerados una auténtica fuerza de la naturaleza. En lo que a las letras respecta, temáticamente, no son nada que no hayamos visto mil veces en otras mil canciones: pugnas de dimensiones épicas contra el mundo y uno mismo a causa del amor y el dolor consecuente del desamor, salomas piratescas que evocan los intensos sentimientos de la vida en alta mar…

"La instrumentalización de la banda me parece, cuanto menos, magnífica, rozando la sublimación de los sentidos de quien la oye con ridícula facilidad"


Sin embargo, no es la temática lo notable de las letras, sino la ejecución de las mismas, la cual es tan pulcra como líricamente resonante, algo que no hace sino reforzar al departamento vocal justo donde lo necesita. Si, como digo, las voces consiguen llegar al nivel al que necesitan estar, Brown Beast podría convertirse en una de las bandas más buscadas del panorama del power metal internacional  

"La calidad del sonido, la cual es poco menos que exquisita, es reflejo de la experiencia y madurez de los músicos que conforman Brown Beast"

La producción de los temas muestra una sorprendente calidad, con un sonido correcto en todos los instrumentos tanto en ecualización como en volumen (lo cual no es de extrañar dada la experiencia de los miembros), especialmente en la batería, la cual tiene unos niveles de volumen que permiten que se pueda apreciar todos los componentes de la misma sin que resulten molestos para la escucha de los demás instrumentos. Sin embargo, encuentro que la ecualización general carece de cierto empuje en los bajos, lo cual es de esperar en este tipo de música, pero con la cantidad de grupos de power metal que suben las frecuencias bajas unos cuantos decibelios de más y con ello consiguen un sonido más robusto y potente, no veo por qué no pueden hacer Brown Beast lo mismo, sobre todo cuando iría como anillo al dedo para la imagen que pretenden dar de bestias pardas. 


En resumen, estamos ante un grupo que muestra una calidad general muy difícil de encontrar hoy en día, y que no me cabe duda que habrá que seguir fielmente para verlos crecer y desarrollarse como se merecen. Tanto los antiguos fans de Sirácida como los fans del power metal encontrarán algo de su agrado en el sonido de Brown Beast, y no me cabe duda de que ganarán más y más adeptos según pase el tiempo. 

Serrant

Escribir comentario

Comentarios: 0