METAPHILIA - EP AntiChrist

Desde que empezaron sus andanzas, estos alicantinos han dado muchísimo de que hablar, y puedo decir con tranquilidad que no faltan razones para ello. Llegando a compartir escenario con gente de la talla de Sylvania o Traxilium, los chicos de Metaphilia no parecen haber dado ni un paso atrás ni en falso desde el comienzo de sus andanzas, y no me duele decir que, aún teniendo mucho que mejorar todavía, van a llegar muy lejos, dejando huellas muy profundas que otros seguirán sin dudar, y haciendo un ruido imposible de ignorar allá donde el destino les lleve. 

"Preveo que el nombre de Metaphilia va a ser difícil de ignorar allá donde vayan estos alicantinos"

El grupo ofrece una mezcla de thrash con algunos aspectos de metalcore y death metal (no hay más que escuchar el comienzo de The Arrival) con voces que a menudo recuerdan a Dethklok que arrolla con una fuerza devastadora y avanza con la presteza de un animal salvaje a través de una jungla de asfalto. Este es uno de los pocos trabajos en mi reciente memoria de los que he tenido que hablar de los cuales opino que la duración de las canciones es más que apropiada para el propósito que buscan los músicos.


Siendo fieles a sus raíces de thrash, los integrantes de Metaphilia no pierden ni una oportunidad de cambiar de ritmo y tempo para conseguir una mezcla prodigiosa de riffs, puentes y estribillos pegadizos y demoledores que no dejará a ningún thrashero de pura sangre indiferente, sobre todo con algunos segmentos que parecen estar tan específicamente diseñados para lanzar a los oyentes a un desenfrenado pogo que incluso suelen ir precedidos de una señal por parte de la batería, indicándoles cuándo es el momento indicado de desencadenar el caos. Y, huelga decir, siempre es un añadido bienvenido al repertorio de cualquier banda de este subgénero.  

Mención aparte merece el trabajo solista de las seis cuerdas. En un subgénero de metal donde a menudo se suele buscar el exceso de velocidad y virtuosismo completamente vacuo de sustancia y significado para intentar conseguir el mayor efecto posible con el menor esfuerzo, es gratificante ver como las guitarras de Metaphilia buscan un acercamiento mucho más cabal a este aspecto de su música. Sus solos están creados con mucha maña, y ponen de manifiesto una creatividad y un buen gusto musical a menudo raros de ver en este aspecto del thrash que recuerdan a los solos de músicos como Mustaine o Hetfield

"Los músicos de Metaphilia no pierden ni una oportunidad de demostrar su entendimiento del thrash, y de ponerlo en práctica."


Hasta tal punto llega la búsqueda de un enfoque distinto al esfuerzo solista de los miembros de este grupo que podemos ver como, en temas como Criminals, la guitarra solista se dedica a acompañar a los riffs de la rítmica, dándole un extra de dinamismo al sonido que se agradece con creces. Sin embargo, no acabo de poder disfrutar del EP AntiChrist tanto como me gustaría. Gran parte de ello es el trabajo de producción, que limita ENORMEMENTE la calidad del sonido que podrían tener. Prueba de ello es el solo al comienzo de The Arrival, que suena, muy a mi pesar, como una grabación casera de una demo de un aspirante a guitarrista solista de nivel medio, llegando incluso a quedarse sin sustain en una de sus notas. Si suelo hacer hincapié en el trabajo de producción en mis críticas es porque es un aspecto que de verdad puede salvar a una banda, y hacer que su sonido pase de ser apenas pasable a espectacular, lo cual, sin duda, es el caso con Metaphilia

"Metaphilia tienen en sus manos una de las mezclas incipientes más explosivas de thrash metal del territorio nacional."

Sin embargo, no cabe duda de que, si aún con un trabajo tan pobre de producción, que hace que el bajo se oiga muy débil y carente de cuerpo, que la batería se oiga apenas como un metrónomo glorificado cuando se pueden entreoír algunos ritmos impresionantes con los dobles bombos, que las guitarras no puedan acabar de desatar todo su potencial, y que los guturales más agudos suenen verdaderamente lastimosos, Metaphilia son capaces de sonar así, el consejo que les doy para su próximo trabajo es claro: que trabajen ese aspecto de su sonido, que lo depuren en conjunto con su productor, y podrían acabar teniendo en sus manos una de las mezclas más explosivas de thrash metal del territorio nacional con una sorprendente facilidad, puesto que el aspecto compositivo ya lo tienen más que mascado.  


Pero sin duda, otro aspecto importantísimo a trabajar si pretenden expandir su música más allá del territorio nacional es, sin duda, el inglés. La cantidad de erratas, tanto ortográficas como gramaticales, que he podido hallar durante su escucha, empezando, con la primera en la frente, en el nombre de su track introductorio (discurso en inglés se escribe “speech” y no “speach”) es demasiado grande como para citarlas todas por separado. La importancia del idioma es inestimable a la hora de crear música, ya que puede marcar la diferencia entre una música que consigue transmitir la totalidad de su mensaje a solo una parte. Pero cuando apenas lo único que se les entiende es el “get the fuck out” durante el tema Down in the Dark, algo se ha perdido totalmente en la traducción, y eso nunca suma al impacto que puede llegar a tener un grupo, y sinceramente, me dan ganas de seguir el consejo que dan en esa frase, puesto que empiezo a ver que cada vez se presta menos atención al apartado lírico hoy en día, y es algo que me apena sobremanera.   


Aún con todo, AntiChrist merece ser escuchado por todo aquél que sostenga que la escena del thrash nacional está estancada y no vale la pena ser escuchada ni seguida, ya que los chicos de Metaphilia nos demuestran que tienen el potencial necesario para ser una imponente fuerza de cambio que deje claro de una vez por todas que aún se puede hacer buena música en este ámbito, y no dudo de que solo sabrán ir hacia arriba desde aquí.  

Serrant


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Isabel M. (miércoles, 21 septiembre 2016 22:52)

    En ninguna parte aparece escrito "speach". Vamos, que está bien escrito. Cualquiera que le eche un vistazo a la contraportada del EP se dará cuenta de ello. Por favor, informarse un poco antes de escribir críticas es necesario.