KNABULU - Voices of the North

Como ya comenté en una anterior ocasión, siento una especial predilección hacia los subgéneros del metal que se orientan a las vertientes celtas, folk, etc... y que las mezclan con otras influencias para conseguir resultados espectaculares que requieran estar en constante guardia para poder apreciar todos y cada uno de sus matices. Si bien el último disco de dicho subgénero del que tuve que hacer una crítica fue, cuanto menos, decepcionante, lo cual hace que me cuestione si en la escena nacional hay grupos capaces de ejecutarlo de manera apropiada, Knabulu, con su segundo trabajo, Voices of the North, parece venir dispuesto a sepultar esas dudas bajo una avalancha sónica de cualidades únicas y que demostrará ser trascendente para la trayectoria del grupo. 

Es necesario manifestar cuanto antes que este trabajo no es de escucha fácil. No pretendo por ello implicar que sea desagradable de escuchar, todo lo contrario, pero es un disco que destaca fuertemente por el caos que guarda en su interior. Escuchando este trabajo, no me queda duda de que los integrantes de Knabulu son unos músicos no solo enormemente capaces, sino, en apariencia, interminablemente creativos, y es algo que es imposible no apreciar en su música, que expone una variedad de influencias que van desde el metal vikingo más purista hasta ritmos que recuerdan a Motörhead y a los grupos de thrash inspirados por el power trio del ya difunto Lemmy

"Los integrantes de Knabulu son unos músicos capaces y creativos"


Knabulu comienza el trabajo con una introducción instrumental la cual destaca inmediatamente por presentar unas muy interesantes ideas de armonía y melodía, y que, además, son muy apropiadas para el género de música que pretenden crear. También merece la pena destacar la percusión utilizada durante dicha intro, la cual recuerda a una marcha militar, y pinta en nuestras mentes la imagen de los barcos dragón desembarcando en las costas, dispuestos para el pillaje y el saqueo. Otras bandas deberían de tomar ejemplo de lo que es una buena intro, ya que con la suya, los murcianos consiguen crear una atmósfera fantástica que genera una fuerte predisposición para lo que está por venir.

"Otras bandas deberían tomar ejemplo de lo que es una buena intro instrumental"

Sin embargo, aquí es donde empiezan los problemas asociados al exceso de ideas que desbordan a este trabajo. La disociación apreciable entre la intro y el primer tema es tan drástica que puede pillar por sorpresa a más de uno, y no es la primera vez que experimentaremos esto con el EP, ya que esto parece ser un factor recurrente en Voices of the North, que explicaremos más adelante. 


Me gustaría proceder resaltando que la producción del trabajo peca de ser bastante pobre. Esto es una auténtica lástima, ya que con una elaboración del sonido más profesional, más cuidada y elaborada, el disco podría haber sonado a pura gloria, y no lo digo con levedad. Opino que la plétora de ideas expuesta por Knabulu en su trabajo se podría haber beneficiado enormemente de esto, y aunque no por ello las ideas dejan de ser extraordinarias, la ejecución, al menos a nivel de calidad de sonido, deja algo que desear. Para empezar, opino que es prácticamente imperdonable que un grupo que incluya influencias celtas en su sonido no emplee instrumentos acústicos a la hora de grabar, y no me extrañaría que Knabulu no lo hubiese hecho, ya que todas los instrumentos que deberían haber sido acústicos tienen un sonido procesado, artificial, que recuerda al que obtendríamos de un sintetizador. No niego que esto podría deberse a la calidad de la producción, o a una falta de tiempo o recursos, pero no por ello la experiencia no se ve afectada. No es una crítica demasiado dura, pero sí que es cierto que me gustaría escuchar a esta banda refinar su sonido para que los instrumentos suenen más reales

Si la escasa calidad de producción se limitase a los instrumentos acústicos, podría dejarlo pasar. Sin embargo, no puedo evitar sentir que la batería también se podría haber beneficiado de mucho más trabajo en el departamento de producción, ya que, durante todo el EP, suena excesivamente plana. Siempre digo que la percusión debería de ser empleada para resaltar al resto de instrumentos que componen la pieza, y no limitarse a ser poco más que un metrónomo glorificado que incluir por obligación. Las guitarras tampoco se salvan, ya que una producción mejor podría haberlas hecho sonar mucho más limpias y chispeantes, dejándonos con un sonido global que deja mal sabor de boca por lo que podría haber sido. 

"Knabulu expone una plétora de ideas e influencias en su trabajo que van desde el vikingo más purista hasta el thrash inspirado por Motörhead"


Asimismo, la producción no otorga ningún beneficio al apartado vocal, el cual es quizás el más plano de todos los sonidos que tiene que ofrecer Knabulu, y que se compone de guturales genéricos que hemos escuchado en multitud de bandas anteriormente. El grupo en conjunto se podría beneficiar de un estilo más agresivo, que complemente y refuerce la agresividad con la que los instrumentos asaltan los sentidos del oyente. No cabe duda de que, en este trabajo, son los instrumentos quienes llevan el peso, y esto no es necesariamente malo, pero me hace cuestionarme si no valdría más la pena, viendo el énfasis que pone el grupo en la composición y en sorprender con cambios inesperados, si hubiesen realizado un trabajo puramente instrumental, algo de lo que no me cabe ninguna duda de que serían totalmente capaces. 

Para más inri, las letras son completamente incomprensibles, incluso cuando no se emplean guturales, aunque con un título gramaticalmente incorrecto (que debería leerse como Voices from the North), no albergaba grandes esperanzas en el empleo del idioma sajón. 

"Knabulu es un grupo que se niega a ser encasillado con facilidad"


Dejando atrás el amargo tema de la producción, podemos ver cómo este es un grupo que se niega a ser encasillado con facilidad, y al que no le vendría mal colgarle la etiqueta de progresivo, ya que la cantidad de estilos e influencias que se mezclan en un EP que dura poco más de media hora es abrumadora. Ver a este grupo mezclar blast beats con melodías celtas (y, en ocasiones, orientales), voces guturales y constantes cambios de ritmo, tono y temática con tanta facilidad hacen que merezcan dicha calificación, y lo digo con el más profundo de los respetos. Aún así, cabe resaltar que la composición es irrefrenablemente caótica debido a las ansias de amalgamar influencias en tan poco espacio de tiempo. En el primer tema, se incluyen voces operáticas, las cuales no vuelven a mostrarse durante el resto del EP, lo cual me ha dejado bastante perplejo, y, cuanto menos, ha captado mi atención. 

"Merece la pena escuchar el EP solo por ver hacia qué nueva sorprendente dirección nos llevarán los músicos."

Como poco, este trabajo tendría valor únicamente por ver hacia dónde dirigen el timón los integrantes en cada giro. Por otra parte, opino que me gustaría haber escuchado las mismas ideas sin las restricciones de tiempo y espacio que el formato elegido para el trabajo imponen, ya que podrían haberse extendido y trabajado hasta poder rellenar un álbum de 10 o más temas con facilidad, otorgándole una muy necesitada cohesión, lo cual reduciría sin duda alguna el factor de confusión producido de sus decisiones composicionales, ya que dos temas instrumentales en un solo EP me parece un exceso innecesario


Me gustaría destacar que, pese a la crítica, opino que cada uno de los temas de Voices of the North es una irrepetible y fantástica joya de cualidades únicas, de pura y caótica belleza, lo cual expresa el disgusto de Knabulu por la repetición de ideas, y se aseguran a conciencia de no dejarse nada en el tintero de sus influencias. Como ya he expresado antes, si estuviésemos ante un álbum propiamente dicho, donde dicho tintero pudiese haber sido vaciado sobre un lienzo mucho más amplio, podríamos haber tenido en nuestras manos una auténtica obra maestra, y espero que cuando estén libres de las constricciones del formato, los murcianos nos sorprendan de dicha manera, siempre y cuando esto no comprometa el estilo de la banda. 

Serrant


Escribir comentario

Comentarios: 0