EXILER - The New Order

The New Order es el primer álbum de larga duración de la banda jienense Exiler. Los de Jaén practican un industrial metal muy potente sobre el que se puede notar unas influencias muy claras que les confieren una personalidad propia. El disco consta de 11 temas, dotándole de una duración de unos 37 minutos aproximadamente. La producción del disco es decente, el sonido general es bueno y se puede percibir todos los instrumentos de manera clara. Exiler tiene un sonido contundente sin abandonar las melodías gracias en parte a los sintetizadores, un sonido sin duda mejorado y desarrollado desde su primer EP llamado “Darkside of the World”. 

La batería recae en la habilidad de Gregorio Cabrera, mostrándonos una gran potencia desde el primer momento, siendo muy correcto y procurando ser una base firme para que el trabajo del grupo pueda llevarse a cabo.

Jorge Lobo es el encargado de las cuatro cuerdas, sus lineas de bajo perfectamente acompasadas aportan una gran parte de la contundencia y profundidad de la banda.

Las guitarras son tarea de Eduardo Pimentel y Juan Manuel Rodríguez, encargándose este ultimo además de la voz.

"Siendo muy correcto y procurando ser una base firme"


Sin duda es uno de los apartados donde más destaca el grupo, pues las guitarras no dejan de mezclarse y jugar con los sintetizadores que utiliza el grupo, regalándonos fraseos excelentes ante los que se hace imposible no mover la cabeza. Las guitarras no dejan de ofrecernos ritmos continuamente para apoyar las melodías, incluso fraseos muy originales sobre los que la voz destaca a la perfección. Merece la pena mencionar la evolución en el trabajo de los solos según avanza el disco, llegando a encontrarnos solos realizados con muy buen gusto y encajados de manera excelente en la canción. La voz de Juan Manuel Rodríguez es un tono rasgado que si bien de primeras llama la atención, a los pocos minutos demuestra ser un tono perfecto para la música que realizan, conduciéndonos de genial manera por las estrofas hasta explotar en unos coros que dan ganas de cantar en voz alta mientras escuchas The New Order. Me gustaría destacar, nuevamente, lo acertado que ha sido la evolución en el grupo, además aportándoles una versatilidad nada desdeñable que quienes escuchen el trabajo podrán percibir. Los aficionados al metal industrial deberían adquirir este álbum, pues lo van a disfrutar realmente. 

Erik León.

Escribir comentario

Comentarios: 0