PRIMA NOCTE – Angel of Sins

Angel of Sins es el segundo trabajo de la banda gallega Prima Nocte. Un EP que llega tras su primera maqueta llamada Awakening.  Esta formación realiza un metal que, sin salir de lo melódico, es muy contundente y con influencias muy concretas dentro del género que seguro que más de un fan apreciará.  Nos encontramos ante un EP de 7 cortes con una producción muy bien lograda. Abriendo el mismo una introducción que desemboca en un primer tema que rompe la atmósfera conseguida previamente con un doble bombo demoledor, y desde entonces nos irán tirando tema tras tema siendo muy constantes en su estilo y sonido.

La habilidad de Juan Manuel Agra (Chan) a la batería es destacable, sin duda uno de los puntos más fuertes de la formación, pues es incesante, firme y con buen gusto a la hora de tocar. Al escuchar el disco es obvio cómo en ocasiones la batería sostiene toda la base rítmica por sí sola permitiendo que sus compañeros desplieguen  acordes y diversos fraseos de guitarra, haciendo que de esta manera no quede vacía o pobre. Según avanza el disco se puede observar un avance en el trabajo de la percusión nada desdeñable. 

La batería es acompañada continuamente por el bajo, a las manos de Alejandro Cores (Wolly). Su labor le añade una genial contundencia a la formación, especialmente en los cambios, llegando en ocasiones a quedar ambos apoyados únicamente por la voz haciendo que el fragmento en el que sucede rezume elegancia.

"Los solos, con sentimiento y bien introducidos, una delicia"


Las guitarras están a cargo de Brais Padin y Eduardo Ramonde siendo correctas en todo momento y bombardeándonos continuamente con distintos fraseos rítmicos, alguno de ellos bajo una clara influencia de algún tipo de metal más duro, y permitiendo que de vez en cuando salga a relucir alguna estupenda melodía. Del dúo de cuerdas es muy destacable el gusto en los solos, con sentimiento y bien introducidos, una delicia.

Nicole Magariños es la encargada de poner punto y final a la formación añadiendo la voz al conjunto. Durante todo el trabajo se mantiene en los mismos registros, teniendo un tono de voz muy dulce y que deja entrever que esconde una potencia que me he quedado con ganas de escuchar. Aquí añadiré una nota personal para decir que si bien la voz hace lo que tiene que hacer para su estilo, seguro que Nicole puede ofrecernos más, cosa que beneficiaría a su grupo, y es una de las cosas con las que deja con bastante gana al oyente, pues se observa que puede llegar a mucho más en bastantes ocasiones y aprovechar áun más el trabajo realizado por sus compañeros de esta manera. Un trabajo muy correcto en su género, quizá en ocasiones peca de ser demasiado correcto y olvida intentar arriesgar, algo que personalmente no comprendo ya que se nota que hay talento de sobra en sus componentes para ello, quizá nos llegue la sorpresa con su próximo álbum, que esperaré (y seguro que esperaremos) con muchas ganas.

Erik León.

Escribir comentario

Comentarios: 0