Entrevista Ciconia

Hola chicos, antes de nada me gustaría daros las gracias de mi parte (Schatten) y de la web Sangre

De Metal por concedernos esta entrevista.

 

 ¿Qué puede esperar alguien que no ha escuchado nunca algo de Ciconia de vuestro grupo?

 

Supongo que nada. ¿Qué puede esperar alguien de algo que no conoce? Es muy habitual

poner etiquetas, asignar categorías y prejuzgar antes de conocer. Al río no le importa dónde

van los patos.

 

 ¿Qué estilos traéis a la mesa, qué es lo que os gusta expresar en vuestros trabajos?

 

No sé qué decirte, no sé mucho sobre nombres, estilos o celebridades. Nosotros hacemos

música por intuición, nos sale de dentro. En The Moon Sessions tratamos de plasmar un

ambiente etéreo e intemporal, desde las raíces del universo y en Winterize hemos traído la

historia de Fritz Kruger en las montañas Sanabresas. Cada disco es un lienzo sobre el que

plasmamos nuestra propia visión de las cosas.

 

 Apenas 3 años de carrera, y ya tenéis dos discos y estáis planeando una gira a gran escala.

¿Cómo ha sido el trayecto hasta conseguir estos inmensamente loables objetivos? ¿Ha

distado mucho de vuestras expectativas? ¿Ha variado mucho el carácter del grupo y de la

música que habéis producido en ese tiempo?

 

No podría plasmar aquí lo que han sido estos tres años aunque quisiera, pero sí te puedo

decir que ha habido momentos muy bonitos y otros muy duros. Para nosotros esto es un

desempeño diario, es nuestro proyecto principal, una extensión de nosotros mismos. Nunca

tuvimos demasiadas expectativas, en ese sentido somos muy realistas, tomamos lo que

viene. Afortunadamente este carácter inocente y honesto nos ha hecho consolidarnos en

las dificultades y expandirnos en las oportunidades. Y que así sea.

 

En breve, os veréis de gira por gran parte de Europa, incluyendo países donde la escena del

metal, y en particular del progresivo, es de especial relevancia, como el Reino Unido o

Alemania.¿Cómo os suelen acoger en otros países? ¿Difiere mucho de la acogida que os dan

en el territorio nacional?

 

Destilando todo lo vivido en la anterior gira europea, lo más señalable es que, fuera de

nuestras fronteras, la música ocupa otro lugar en la sociedad y en la vida de la gente. Eso

puede constatarlo cualquiera que haya viajado, pero también hay que resaltar la imagen del

músico en el imaginario popular. En otros países (no en todos pero sí en la mayoría) un

músico es un artista, alguien respetable que desarrolla un trabajo de gran valor. Esto no

sólo se nota en el público sino en el trato profesional y personal de los compañeros con los

que hemos trabajado.

 

 Todo buen grupo se define por su presencia en directo. ¿Dirías que vosotros sabéis dar un

directo a la altura de las expectativas del público y de lo que el público ha escuchado

previamente en vuestros álbumes?

 

Creo que no somos nosotros quienes deben contestar a eso. Cada persona es diferente y

puede esperar o vivir cosas muy dispares en un directo. Lo que sí puedo decir es que en

nuestros directos hay alma. No somos músicos ceñudos e intelectuales que van a

interpretar lo que escribieron. Más bien creamos la música en directo, como una nueva

versión actualizada de lo que cada canción es para nosotros. Intentamos llenar de energía

los espacios y conectar con la gente a través de la vibración y la intención… y creo que esa

conexión ocurre en la mayoría de los casos

 

¿Cuál es la experiencia de directo que recordáis con mayor entusiasmo y cariño?

 

Es difícil de decir porque han pasado muchas en muy poco tiempo pero yo recuerdo

especialmente la primera actuación en Madrid el año pasado, en la sala Excalibur. Fue la

primera vez que nuestro mánager, Tomás Quilez de On Fire, nos veía en directo. Quedó

impactado. Desde el escenario le vi disfrutar de cada nota, cada detalle. Esa fusión en la que

cada uno abandona su reducido espacio de identidad para formar parte de la música que lo

inunda todo, es para mi, el fin último y definitivo de la música en vivo. Además Tomás para

nosotros es parte de la banda y hay un recíproco cariño, quizá por cosas como aquella.

 

Es innegable que la trayectoria de Ciconia ya ha trazado una fulgurante estela en el cosmos

del metal, pero en vistas al futuro, ¿qué ideas y proyectos tenéis pensados para un futuro?

 

Nuestro proyecto principal es seguir trabajando diariamente en lo que nos gusta que es

hacer y tocar nuestra música. Más allá de eso solo está la necesidad de planear a medio

plazo los próximos pasos que ya se han publicado: gira española y europea. Cuando sea el

momento pararemos para dar lugar a nuestro tercer álbum, pero para eso aún queda

mucho. Ahora lo que nos ocupa es Winterize y vamos a llevarlo por toda España y fuera de

ella.

 

 ¿Creéis que los fans verían bien un cambio de estilo o de tendencias en los próximos

trabajos del conjunto?

 

Supongo que unos sí y otros no, eso siempre pasa. No podemos ni queremos hacer música

que guste a todo el mundo, de eso ya se encarga la música comercial. En los próximos

trabajos derivaremos a donde nos lleve nuestra creatividad, instinto y estado personal y de

la banda, sin importar en qué marco nos hayan situado desde fuera. Quizá el cambio no sea

drástico o quizá sí… Aún todo está por llegar.

 

¿Cómo es vuestra dinámica como grupo? ¿Todos contribuyen de manera equitativa, o hay

algún líder claramente discernible que dirige al resto en sus quehaceres?

 

En los dos discos que hemos grabado hasta ahora el proceso compositivo ha sido similar.

Fraguas compone una línea principal, una estructura, y yo compongo las baterías sobre esa

idea aportando una nueva visión. Después entre todos se desarrolla la idea y se prepara

para grabar hasta que queda a gusto de todos. En próximos trabajos quizá el desarrollo sea

diferente, algo más intuitivo. Queremos explorar otras vías de composición más orientadas

desde la improvisación pero es pronto para hablar de eso.

 

Vuestro género musical no se construyó en un día, ni mucho menos se grabó en el mismo

espacio de tiempo, ¿diríais que vuestras sesiones de grabación toman más tiempo o más

intentos que las de otros géneros musicales?

 

Depende de muchas cosas. Nuestra música no es fácil de interpretar ni nuestro sonido es

fácil de lograr, pero cuando lo llevas dentro lo difícil se hace fácil. Afortunadamente

nosotros lo tenemos muy claro y los tres somos muy prefeccionistas. Las sesiones de

grabación fueron muy dinámicas aún cuando hubo secciones improvisadas o arregladas

directamente en estudio. La dificultad no es un obstáculo si tienes confianza, claridad y

capacidad para hacer lo que quieres.

 

Un saludo. Aleix Zoreda

Escribir comentario

Comentarios: 0