HERESY OF DREAMS - Ante La Bestia

Pocas bandas tienen claro lo que quieren ser, cómo quieren expresar su estilo, qué influencias aglutinar, etc., pero Heresy of Dreams es, sin duda, una de estas bandas, que saben muy bien qué es lo que quieren ser, y sobre todo, cómo lo quieren hacer llegar a su público. Con un estilo marcado y definido, pero no carente de contraste y variedad, estos chicos están dispuestos a callar a cualquiera que diga que el buen heavy metal está muerto, y que hay que irse a otros géneros a buscar salidas musicales. 

La intro nos da la bienvenida al CD con un crescendo de sonidos entrechocantes y estridentes, puntuados con una voz que va haciendo una cuenta atrás... y luego otra... y otra más... Sí, resulta algo chocante la primera vez que se oye esta repetición, aún a pesar de que la voz incremente la intensidad cada vez que realiza la cuenta atrás, y sinceramente, opino que todo el conjunto queda algo artificial, sin aportar demasiado a lo que se pretende lograr, que asumo es una atmósfera de tensión, y dejando entrever, por desgracia, una de las principales lacras de la escena del metal en español: la obsesión por incluir intros por tener una intro. No estoy en contra de incluir una intro en un trabajo; bien hecha, puede prepararnos para lo que está por venir. Sin embargo, no es el caso en esta ocasión, ya que nos deja con una sensación de confusión, sin saber muy bien qué es lo que nos propondrá el CD a continuación, y el remate con la cita de El Joker no ayuda precisamente. Aunque diré que aprecio la elección de la cita, aunque viendo como no es el primer grupo que usa a este personaje, se acaba por confirmar lo que ya he dicho: intros por amor a las intros. 

El primer aspecto a destacar del sonido de este grupo es una producción harto peculiar. No se me ocurre otro adjetivo para describirla que no sea “cruda”, pero no por ello quiero decir que es carente, todo lo contrario; los instrumentos se aprecian en toda su imparable grandeza, y sirven como un perfecto contrapunto a la abundancia de matices de la voz. La batería y el bajo suenan verdaderamente atronadores, como todo buen grupo de heavy metal de este tipo debería poder presumir de destacamento de sección rítmica.

"La producción destaca por la crudeza del sonido y un bajo y batería atronadores."


Si hay algo que me parece que podría ser mejorable sobre este aspecto del CD es que, en algunos momentos, las guitarras se ven ahogadas por el resto de instrumentos y sonidos de fondo, además de que estas en sí carecen de ímpetu, y el sonido podría ser mejorable. Eso sí, en los momentos en los que tienen que brillar, sea durante un riff o durante un solo, lo hacen con la fuerza de una supernova, así que quizás deberíamos dar el beneficio de la duda, e interpretar que esto ha sido hecho así a propósito, con la intención de dejarlas en un segundo plano cuando les corresponde.  

"El mejor sitio para escuchar este álbum es en una autovía, a 180, en un bólido con subwoofers"

Heresy of Dreams nos sorprende con un heavy metal rapidísimo, feroz, e incinerador, en el que se intuyen melodías a lo Saratoga al lado de riffs que bordean las líneas divisorias del thrash metal, y que es una auténtica delicia de escuchar. No puedo acabar de imaginar un contexto peor que mi habitación de trabajo para escuchar un disco así, porque merece ser escuchado en un bólido con subwoofers a 180 por la autovía. Es un sonido verdaderamente escaso hoy en día, sea porque algunos lo evitan, o porque quienes pretenden buscarlo, no acaban sino fallando en lograrlo. Pero Heresy of Dreams lo logran, y vaya que si lo logran. Sobresaliente se queda corto para juzgar a este trabajo.


Igualmente destacable es el trabajo de edición realizado en las canciones. Estamos ante un álbum que no excede los 50 minutos, y que cada una de las canciones tiene una temática muy clara, además de un enfoque muy claro y muy conciso a la hora de presentar sus ideas, lo cual es verdaderamente inestimable en una escena en la que demasiados grupos pretenden incluir demasiadas ideas con muy poco trabajo, o muy poco talento, y además, esparcidas en abominables cortes de 6 o más minutos de repeticiones insulsas y sin sentido. Heresy of Dreams ha sabido mantener la relevancia y la pertinencia a lo largo de cada segundo de su CD, algo que no es sino merecedor de las más altas loas. También hay lugar para los contrastes, ya que si bien el disco comienza verdaderamente arrollador en los primeros tres temas, cuando llegamos a Divide y Vencerás, se nos presenta con un tema algo más pesado, y bien está que lo sea, ya que la letra nos presenta un tema que merece una apreciación más lenta y más preponderante.  

Claro que, después de este tema, sigue Inmortal, que vuelve al imparable ritmo del principio del disco, y nos presenta un aspecto más visceral de la banda, mucho más elaborado, y que, si siguen produciendo CDs, me gustaría ver explorado en más profundidad. Es a partir del ecuador del disco cuando, una vez ya han conquistado a su audiencia con su propuesta, que se permiten mostrarnos nuevas ideas, dando frescura al disco y evitando que caiga en el estancamiento. Cuando un grupo presenta esta capacidad de incluir tantas influencias distintas en un solo trabajo, y de adaptarlas a su propio estilo, lo único que quiero es verles explorar nuevos territorios, ya que ahí es de verdad donde se muestra si son capaces de mantenerse relevantes a través de la reinvención, y si nos debemos guiar por lo que aquí muestran, lo son, y con una facilidad sorprendente.  

"El disco aglutina suficiente variedad como para no caer en la impertinencia"


En definitiva, Ante la Bestia es un disco que recomiendo encarecidamente, y da gusto encontrarse de vez en cuando con un grupo que nos quiera recordar a nuestras raíces comunes con tanto ahínco y, a la vez, conservando la relevancia que nos hizo grandes en su día. El metal nunca muere, damas y caballeros, y si el caos es una escalera, la historia es un ciclo. Los buenos tiempos en los que éramos los máximos exponentes de la calidad musical y el buen gusto volverán, y Heresy of Dreams son uno de los adalides de esta regresión paradigmática. 

Serrant

Escribir comentario

Comentarios: 0