THIRD DIM3NSION - Conspiracy Theory

A menudo oigo (y he acabado por tener que dar la razón a quien lo dice, sobre todo por experiencias propias) que el Power Metal nacional está en un estado de decadencia, que se mantiene con la precareidad que algunos pocos grupos relevantes, cada vez menos, aún son capaces de darle, y que es una cuestión de tiempo antes de que desaparezca por completo, absorbido por otros géneros, exponentes de lo que las masas buscan escuchar. Es, por lo tanto, un auténtico gozo que, en el mismo espacio de tiempo de un mes, haya tenido el privilegio de hacer críticas tanto a Traxilium como a Third Dim3nsion, los cuales están dispuestos a demostrar, junto a los alicantinos, que este particular subgénero aún tiene vida - solo necesita de quien se la sepa sacar. Y no tengáis duda de que estos chicos saben hacer precisamente eso. 

El CD nos da la bienvenida con una intro que muestra un contraste un tanto drástico, comenzando con una narración en un inglés cuestionable con sonidos como latidos de corazón, líquidos de probetas, y pitidos de máquina de fondo, para, a la mitad de la intro, cambiar de estilo y empezar a emplear los instrumentos en un muy gradual crescendo, empezando con las cuerdas y la batería, y acabando por lanzarnos de cabeza a el primer tema del disco, Last Survivor, que empieza con un riff épico como pocos y que nos empieza a hacer agua la boca para lo que está por venir. Lo cual sería extremadamente satisfactorio si no fuera porque se pierde un tanto la esencia de drama de ciencia ficción que tanto la primera mitad de la intro como la portada del disco parecen sugerir que será el tema central de las canciones. 

Seré sincero, me esperaba algo parecido a Iconoclast, de Symphony X, evocando esa sensación de terror a la ciencia que los sonidos mecánicos y las temáticas distópicas que aquel disco presentaba. No por ello, sin embargo, hemos de comernos a Third Dim3nsion de vista, ya que si bien la comparación con Symphony X no es merecida, sí lo es la comparación con Stratovarius, en más de una forma. 

"Evocan de forma casi idéntica el sonido de Stratovarius, haciéndolo propio y único"


La voz del cantante resulta extremadamente reminiscente de la de Timo Kotipelto, y maldita la hora en la que diré que incluso me gusta más, ya que nos ofrece una diversidad tonal mucho más variada que la del finés, además de que no suena ni mucho menos tan forzado, ni tan estridente, si bien es importante tener en cuenta que suele cantar en tonos mucho más bajos. No solo la voz me recuerda al sonido de Stratovarius, también la producción es muy similar, y por ello quiero decir excelente.

"La producción, como los temas del disco, es única y excelente"

Sin un excesivo sonido de bajos, la textura del sonido de esta banda es tan rica como una pieza de tapicería árabe, en la que todo se coordina y se respalda mutuamente. Se pueden escuchar todos los instrumentos con una claridad que no creía capaz de ver de una banda de este estilo, con una batería tan rápida como consistente, y unos solos que suenan tan abrasadores como la técnica y los conocimientos que pone de manifiesto el guitarrista, cuya elección de escalas y armonías también me recuerda al susodicho grupo finés, pero con un lavado de cara que los hace ser únicos.


Es gratificante ver que sus influencias no provienen de una sola fuente, ya que Lanre's Revenge es un tema que suena a Freedom Call mezclado con Firewind, y empiezo a ver una recurrencia en los estilos de los que beben estos chicos: Power Metal europeo de purísima cepa, sin dejarse ni un solo truco, ni un solo recurso estilístico, nada en el tintero; desde estribillos que destilan la esencia de lo más épico a interludios trepidantes que dan pie a los headbangs más bestias, a breaks lentos que se disfrutan con el puño en alto, no hay un solo momento del tema aburrido o que se extienda excesivamente, lo que hace todavía más sorprendente que puedan llenar 6 minutos de cambios que se mezclan tan bien entre sí y que despierten tanto el interés como la pasión del oyente por ensillar su caballo y cabalgar hacia el combate. Como un pequeño apunte, juraría que, en el momento previo al solo, se puede oír un riff casi idéntico al que tocaba en Oniria, un grupo del que fui parte durante un tiempo corto, pero significativo, en el tema Al Otro Lado del Cristal, y que suena tan bien aquí como lo hizo allí.

Conspiracy Theory no pierde un solo segundo en asaltarnos con Sacrifice, un tema algo más lento, casi un corte de transición, pero que pone de manifiesto que estos chicos saben moverse igual de bien en rápidos que en aguas más calmas, aunque podemos estar seguros de que estas están llenas de meandros y peñascos en la forma de pirotecnias vocales por parte del vocalista que dejan más que claro que no es otro cantante más de power que sabe hacer unos cuantos agudos y sonar bien, y que cumple un papel importante dejando claro que el disco va a tener una cohesión temática y de sonido consistente, pero que no por ello las canciones individuales no van a brillar, ya que el abrupto final de Sacrifice deja claro que es su propia canción.

"La versatilidad y multitud de influencias de esta banda brillan con fuerza propia."


"Los músicos saben hacerse notar, cada uno con su particular estilo y aportación al sonido de la banda, que suena cohesionado y compenetrado"

La única crítica negativa que tengo respecto a este disco casi sin mácula es que la elección de realizar las letras en inglés es dudosa cuanto menos: el acento, la pronunciación, y la claridad de las palabras hace que pocos salvo los más adeptos en el idioma sean capaces de inteligir qué es lo que se está diciendo, por lo que muchos se verán relegados a tener que coger el libro de letras del álbum y a leerlas de ahí directamente. Sin embargo, es loable que intenten hacer una intro con un lenguaje tan rico y complejo, y que sirve de preludio a los temas que, se presume, tratarán a lo largo del disco. Desgraciadamente, esto no excusa el uso del inglés como una forma de hacer llegar la música a una audiencia mayor, y aún a pesar de repetirme por enésima vez, tengo que volver a decirlo: si el inglés que va a emplear un grupo para ampliar su audiencia no es de suficiente calidad como para ser comprensible, o siquiera para ser gramatical y sintácticamente correcto, lo único que consigue es poner en evidencia sus lacras, y eso es algo que a ningún grupo, y mucho menos al letrista, le beneficia. 


En conclusión, tengo que decir que este grupo, y sobre todo, este disco, me han dejado gratamente sorprendido de principio a fin. No hay un solo tema que desmerezca de entre todo lo que este esfuerzo de nada menos que trece auténticamente impresionantes cortes tiene que ofrecer. Ni un segundo malgastado, ni una sección que carezca de relevancia al conjunto, ni una sola nota fuera de lugar, ni una tensión carente de resolución, ni una armonía que carezca de contrapuesto. La exquisitez de la composición global de este conjunto hará las delicias de cualquier fanático del género, e incluso para aquellos detractores será imposible negar que este conjunto suena a auténtica gloria. Tengo claro que se van directamente a mi lista de pendientes de ver en directo, y si suenan tan bien en directo como en disco, podrían ser quienes me lleven la contraria, por puro esfuerzo, en mi postura respecto al estado del Power Metal nacional. Me quito el sombrero en profunda reverencia ante lo que han conseguido hoy, y solo espero ver cómo mejoran con el tiempo, la experiencia, y el desarrollo.

Serrant

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Third Dim3nsion (lunes, 18 abril 2016 12:30)

    ¡Muchas gracias por la crónica de nuestro segundo trabajo! La hemos compartido en nuestras redes sociales de cara a que más gente la pueda leer. Muchísimas gracias por el apoyo. ¡Un abrazo!