BLACK VIPER - EP Thrash To Fuck!

Hoy tengo el placer de reseñar a un grupo nóvel de thrash metal, Black Viper (y me encanta reseñar grupos nóveles, aunque no lo parezca), que, tras un año de directos tocando covers, por fin han decidido deleitarnos con su primer trabajo, el EP Thrash to Fuck, en el cual nos ofrecen un thrash metal que no augura sino grandes cosas para este cuarteto, si bien siempre hay espacio para la mejoría, ¡así que vamos a ello!

En primer lugar, he de reconocer que mi primera impresión (y no solo la mía) a la hora de escuchar a este grupo, y hasta aproximadamente el minuto 1:25 del primer tema, fue que no hubiese dicho que tocaban thrash metal, aún estando el género dentro del título del EP, y que más bien parecía que su rama fuese la del metalcore o la del nu-metal. Sin embargo, una vez alcanzada dicha marca, estos chicos se lanzan de cabeza a un ritmo vertiginoso que amenaza con partir cuellos y desatar un auténtico caos en las gradas de quienes los escuchen tocar.

"Se lanzan de cabeza a un ritmo vertiginoso"


Indudablemente, sean las que sean las inspiraciones de éstos chicos, que creo poder intuir pero no me considero tan ducho en su subgénero como para aventurar, han sido fantásticamente bien implementadas y depuradas hasta el punto en el que han conseguido sonar fantásticamente bien, y voy a ser sincero: escuchar thrash así de bueno, al menos en lo que a los instrumentos se refiere.

"Los instrumentos tienen una perceptible agresividad"

Y es que el problema más incipiente y más patente que se puede ver en este conjunto es el estilo de voz del cantante. Para empezar, hay que tener en cuenta que estamos hablando de thrash metal, quizás uno de los subgéneros más agresivos del mismo, una agresividad que es perceptible en el resto de instrumentos, aún a pesar de, y quizás precisamente por lo bien calculada que está; incluso en los solos de Jorge (al que felicito por su pulcra ejecución); pero, tristemente, se encuentra totalmente ausente en la voz de Javi, lo cual es una auténtica decepción.


Con un estilo algo más agresivo, desde el primer tema, "Priest in Hell", el EP hubiese ganado potencia notablemente, y siempre se me parte un poco el alma al tener que ver cómo algunas bandas, sobre todo las más nóveles, no apuran al máximo para dar de sí todo lo que podrían, si bien esto podría deberse al hecho de que, quizás, no son conscientes de este hecho, pero las voces de Thrash To Fuck hacen desmerecer lo que podría ser un esfuerzo combinado mucho más impresionante. Espero, sinceramente, que decidan cambiar el estilo de sus voces para el trabajo completo, o mantener el mismo estilo, pero amplificándolo y llevándolo a su extremo, y, quizás, que refinen un poco el uso del inglés. Comprendo el interés por ampliar el alcance del trabajo, pero cuando la pronunciación de este es pobre, solo induce frustración en el oyente, sea este anglo o hispanoparlante (más incluso en el caso del segundo), y dejan completamente inservible el trabajo lírico, que no dudo habrá sido doblemente cargante para los compositores designados de este grupo, al volverse este incomprensible. Animo a este grupo a atreverse con su idioma natal, si bien es cierto que esto requiere de un valor extraordinario, sobre todo dentro del ámbito nacional.

Volviendo a temas algo más positivos, he de decir que, pese a ser un EP, resulta sorprendente la producción del mismo. Si bien no me puedo declarar fan de las voces de Javi, éstas están fantásticamente bien refinadas, no se pierde ninguno de los matices que imprime a las letras, y el resto de instrumentos son audibles con suficiencia.

"Pese a ser un EP, resulta sorprendente la producción del mismo"


Ya he comentado lo mucho que me entusiasma la ejecución de las guitarras, pero además, poder escucharlas con una calidad tan notable es doblemente agradable, y los bombos de la batería de Jonathan, cuya ejecución me resulta sobresaliente y sorprendentemente precisa, suenan como las ametralladoras estáticas en una guerra de trincheras, sobre todo en el segundo tema del EP, "Kill Religion", el cual es destacable, a su vez, por ser un tema que consigue aunar una variedad de ideas interesantes con ejecución muy lograda en los cambios de ritmo y de tono, sin volverse excesivamente pesado en su extensión.

"La mezcla de metalcore y thrash multiplica el factor de agresión"

Tampoco desmerece el tercer tema del EP, "Dark Souls", guiño simpático a la franquicia de juegos, y a la que no me importaría jugar escuchando esta canción, que mantiene el frenético asalto sonoro al que ya nos ha acostumbrado el cuarteto, y denotando una vez más las muy probables influencias del metalcore en algunos de los riffs intercalados con los segmentos más thrash, multiplicando el factor de agresión, y queda confirmado en el repentino, pero magistralmente ejecutado break previo al solo.


Me gustaría también aclarar que este grupo entiende la necesidad de mantener una cohesión temática a lo largo de todo su trabajo, y es refrescante ver un grupo nóvel que entiende este concepto y que no desperdicia tiempo ni recursos en tratar de incluir parafernalia innecesaria con la intención de seguir modas, en vez de ello dedicándose a hacer thrash de la mejor calidad y con la intención de romper unas cuantas cabezas, como se puede ver en "Wall Of Death", pieza diseñada exclusivamente con este catastrófico fin. Algo tiene que salir muy mal para que, interpretada en directo, esta canción no deje algún cadáver entre los presentes

No me queda mucho que decir respecto a este EP, salvo extender mis felicitaciones a este cuarteto, y desear verlos en directo y continuar con su trabajo, porque nunca está de más una buena dosis de adrenalina, y no cabe duda de que saben dar el tipo en lo que a eso se refiere.  

Serrant

Escribir comentario

Comentarios: 0