STORMHOLD – Battle of the royal Halls

A nuestras manos ha caído el primer trabajo de larga duración de los suecos Stormhold, que desde tierras suecas nos traen un Power Metal muy clásico y épico al más puro estilo Blind Guardian. Esta banda formada en 2008 deja claro al primer golpe de vista lo que nos vamos a encontrar en este álbum, con una portada desarrollada por  Henric Jacobson, que perfectamente se podría haber sacado de un libro de caballerías, vemos a un guerrero en primer plano con su escudo a la espalda y una batalla fraguándose al fondo de la imagen. 

La primera canción, “Tales of Astraal” empieza con el sonido del fuego y una voz profunda de hombre narrándonos la historia sobre la que se va a asentar este álbum. 

"Guitarras épicas y voces limpias"


Así, este trabajo no es sólo completo en cuanto a música se refiere, sino que cada canción nos hará conocer un poco más de este mundo que la banda sueca nos narra con guitarras muy épicas y voces limpias.  


Esta es la entrada para su siguiente canción, “Destiny's Calling” con melodías de guitarra sencillas pero muy pegadizas, que destacan con unos solos suaves. En cuanto a la voz, como hemos dicho antes, Filip Peterson nos presenta una voz limpia, a la que, a nuestro parecer, le falta un poco de fuerza, pero que encaja muy bien con el estilo de la banda.

"Las canciones nos narran la historia de este fantástico mundo"

Journeybook” empieza con ganas, pasando de la épica a un riff más pesado que le aporta a las guitarras un carácter diferente de lo que habíamos escuchado hasta ahora. Muy destacable en esta canción la labor de Jan Ekberg con el bajo, que toma protagonismo y le da cuerpo a la canción. 


Con “The Final Decision” empiezan al más puro estilo Running Wild, con mucha caña y mucho folk, y una batería que llevará el ritmo de toda la canción acompañada por riffs de guitarras que te darán ganas de bailar como un hobit. En las voces encontramos aquí una tesitura más rasgada, menos dulce que en las canciones anteriores, algo que le da mucha más fuerza a la canción. A mitad de ésta nos sorprende un pequeño parón, donde, acompañado de  algunas notas de guitarra, el bajo aprovechará para volverse el protagonista. Poco a poco las guitarras se irán comiendo el sonido para subir el ritmo de la canción y llegar hasta un solo limpio y bien ejecutado, que junto a un estribillo pegadizo nos hará corear y bailar. 

Y llegamos a “King” donde desde el principio la fuerza de la canción nos hace mover la cabeza al ritmo del doble bombo de  Robin Hermansson, con una voz mucho más baja y rasgada que acompañada por los coros de la banda, le va a dar un cuerpo impresionante a esta canción. 

"La voz se vuelve más rasgada, dándole fuerza a la canción"


La fuerza que antes pensábamos que le faltaba a Filip Peterson en esta canción nos demuestra que es muy capaz de dársela. Con un bajo que retumba bajo cada riff, esta es una canción con rabia. 


El ecuador de este trabajo llega con “Arise”, donde nos dan un pequeño respiro con unas guitarras acústicas aunque una voz llena de rabia, remarcada a veces por los toms de la batería. Un pequeño parón para coger fuerzas antes de que llegue “Godric Hammerfirst”, donde ese inicio de bajo y suaves guitarras nos hará pensar en un principio en una balada, pero que rápidamente cambia para demostrarnos que ahora vienen a dar mucha mucha caña. Unos agudos iniciales brutales y una voz más rasgada después que nos llevará hasta los sonidos más folk, aunque sin dejar de lado el Power Metal que caracteriza a la banda. Destaca la fuerza del estribillo de esta canción, para cantar a vivo pulmón con una cerveza en la mano. Estoy segura de que tiene que ser una bomba el directo de esta canción. 



"Unos agudos al inicio brutales"

Llegamos a la octava canción del álbum, “Legions of the brave”, donde empiezan con un riff de guitarra y un corte de batería muy potentes, aunque esto desemboca en un ritmo algo más lento que los temas anteriores. 


Un tema muy al estilo Hammerfall, con unos coros que le dan cuerpo y energía a la canción. Y de golpe, en medio del tema, un sorprendente cambio de ritmo que junto a la voz rasgada y grabe, y los coros en agudo, le dan un toque de distinción entre el resto. 


Stormhold” es el tema que lleva el nombre de la banda y, también, uno de los más potentes y épicos del álbum. Empezando ya con unos coros que animan a la batalla y un doble bombo muy potente. Aunque en cuanto a voz, nos encontramos de nuevo con la voz limpia del principio. Y llega el momento de la pequeña batalla, dos guitarras que se responden y compenetran a perfección, dando la sensación de encontrarnos ante un duelo entre caballeros. 

Y con un potente riff pasamos a “Fear Your Death”, sin duda un tema rápido y directo, con unas guitarras que desprenden energía en cada riff y cada estrofa. Un estribillo con fuerza y un solo de guitarra potente y con una dificultad superior a los escuchados hasta ahora en el álbum. No hay que olvidar la potencia del bajo que, lejos de quedar oculto entre las guitarras, su sonido le da una potencia increíble a la canción. 

Otro tema con mucha fuerza y con unas guitarras más que potentes desde el principio es “Gates of Astraal”, la penúltima canción de este excelente trabajo de los sueco. Un tema de Power más moderno, al estilo NWOBHM, aunque sin olvidar ese toque tan épico que caracteriza a la banda. 

"Coros que animan a la batalla y doble bombo muy potente"


Destaca un estribillo muy pegadizo, que se te quedará en la cabeza y no podrás dejar de cantar. 


Y el broche final, “Battle of rhe Royal Halls”, tema que le da nombre al álbum, nos mete ya de cabeza en la batalla final, en la lucha de los reyes. Y eso se nota en la elegancia de las guitarras, en la suavidad de la voz y la potencia de la batería en el estribillo. Nos encontramos ante un tema de larga duración, que saben llevar muy bien para que no se vuelva demasiado repetitivo, cambiando los ritmos de la canción, con pequeños “descansos” para que la intensidad no sea demasiado fuerte ni demasiado aburrida.  Un tema que deja un buen sabor de boca para terminar este trabajo. 


Está claro que estos suecos no han traído nada nuevo al Power Metal, pero sí han sabido ejecutarlo con muy buena mano. Un sonido épico y potente, con numerosas batallas y coros de guerra que a los amantes del género les entusiasmará. 


Sólo hablaría de mejorar en los primeros temas la voz de Filip, pues bien nos ha demostrado en los temas siguientes que puede tener una fuerza y entusiasmo que no demuestra en el principio del álbum. Pero es también es algo que vosotros tenéis que juzgar por vosotros mismos cuando escuchéis el álbum. 


Para ser el primer larga duración, STORMHOLD ha confeccionado un álbum con potencia, que se mantiene en su estilo desde el principio hasta el final. Personalmente, algunas de las canciones me encantaría verlas en directo porque estoy segura de que, con la puesta en escena, pueden ganar todavía más fuerza que el álbum. Os animo a que lo escuchéis y opinéis vosotros mismos sobre estos suecos que nos dejan con un gran trabajo. 



Ángela Scahtten

Escribir comentario

Comentarios: 0